29 junio 2011

Osos amorosos


- Ay Espe, te ves divina con ese traje rosa.
- Gracias Alb, a ti tampoco te queda nada mal ese azul. Te hace más apuesto.
- Gracias, gracias. Me gusta porque es discreto.
- Como tú...
- ¡Vaya! Gracias. Supongo que no me queda otra. ¡Ojalá tuviera tu maestría con los medios! que lo mismo te pones el maillot de Contador, que das una clase de inglés a jovenzuelos de los colegios públicos, que te pones fina a pepino. Y siempre eres la diva. ¡Qué clase!
- jeje si, me gusta estar en el ojo del huracán, no me gusta perderme nada. Aunque a veces he tenido que salir corriendo... me acuerdo aquella vez con Rajoy en el helicóptero. Me podía haber fracturado cualquier cosa...
- Si, pero saliste airosa, como siempre. Además, el asunto te hizo ganar popularidad.
- Puede... mis fans me adoran.
- Si es que eres un ejemplo a seguir. Y todavía no te han pillado en ninguna... ¡Eres lo más!
- Bueno, bueno... que me vas a sonrojar. Cada uno tenemos nuestro estilo. Tú, en cambio, eres un as ganándote a todo el mundo, con ese tono sosegado, tu tranquilidad... también tengo mucho que aprender de tí, no creas...
- Gracias Espe. Tus palabras me dan fuerza.
- Me alegro. La verdad es que eres un buen hombre, me arrepiento de todas las cosas feas que he dicho de tí. De verdad que lo siento. ¿Me perdonas?
- No te preocupes. Agua pasada no mueve molinos.
- Gracias. Eres un cielo. ¿Me das un besito para que todos vean que somos amigos?
- Cómo no, con mucho gusto. A tu edad y sigues estando espléndida, ven aquí...
- Pero sin lengua ¿eh? No te envalentones...

1 comentario:

Krol dijo...

Iiiiig!!! Qué grimilla!!! :S