11 agosto 2011

La vida bajo tierra



Zanahoria 1: Uy que rasca de repente.
Zanahoria 2: Y que lo digas, ¡este aire viene colado!, ¡y cuánta claridad! apenas puedo abrir los ojos.
Zanahoria 1: Pues ni te molestes, no duraremos mucho aquí arriba.
Zanahoria 2: ¿Por qué dices eso? Todavía nos queda mucho por crecer... No me asustes.
Zanahoria 1: No, querida... estas pánfilas nos han sacado antes de tiempo de la tierra. Aquí ya no podremos crecer más. Sólo nos queda someternos a nuestro destino de ensalada.
Zanahoria 2: ¡Noooooooooooooooooo! Con la de cosas que me quedaban por hacer... justo ayer me hice amiga de un nuevo gusano. Jo, qué majo que era. Me hubiese gustado hablar más con él.
Zanahoria 1: Ya, yo también le vi ayer por el subsuelo. Tenía una cara de lo más simpaticona. Pero... pensar en eso es inútil, ahora hay que mirar hacia adelante.
Zanahoria 2: ¿Y eso en qué se traduce? ¿Nos resistimos?
Zanahoria 1: Es complicado, ellas nos ganan en número. Son tres.
Zanahoria 2: Tienes razón. Entonces, ¿qué?
Zanahoria1: Entonces nada. Sólo podemos aprovechar estos últimos momentos juntas. Ven, abrázame fuerte... te echaré tanto de menos....
Zanahoria 2: Ven aquí, tonta. Ha sido un gustazo vivir enredada a ti.
Zanahoria 1: Ay, tú siempre tan dulce y tierna... eres de lo mejorcito de la huerta, que lo sepas.
Zanahoria 2: Na... sin ti me hubiese aburrido como una ostra.
Zanahoria 1: Lo hemos pasado bien, la verdad es esa.
Zanahoria 2: Muy bien.
Zanahoria 1: ¡Uy! parece que ya nos separan....Te deseo un viaje espectacular amiga ten cuidado con los jugos gástricooooooos...
Zanahoria 2: Lo tendrééééééé...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Las pánfilas dan fe q estaban rebuenas, una autentica delicatessen

Do dijo...

Y además son buenas para la vista... Que yo todavía no he visto un conejo con gafas. jajjaja

Krol dijo...

Pues sí que están rebuenas, sip... pero qué quereis que os diga, como que me ha dado penilla el momento separación...
Así de tierna soy yo! Cual reencarnación de zanahoria!

Do dijo...

Entonces te tendré que comer... ñam ñam! :)